Monitores que hablan en inglés a nuestros hijos

Vivimos en una época donde el aprendizaje de idiomas se ha vuelto algo fundamental para que, tanto en los estudios como en el trabajo, podamos rendir al nivel que se exige tanto a nivel nacional como internacional. Además, y ahora que las relaciones sociales entre países han aumentado muchísimo, aprender inglés puede servirnos para poder conocer nuevas culturas y personalidades muy distintas a las que estamos acostumbrados.

Niños en la piscina

En este sentido, muchos expertos recomiendan que los niños empiecen a relacionarse con la lengua desde muy temprana edad, pues su capacidad para retener ideas es mucho mayor a cuando nos hacemos mayores. ¿Qué opciones tenemos a nuestro alcance para que nuestros hijos aprendan inglés?

Más allá del colegio, donde cada vez se aplican métodos más rápidos y efectivos para que los niños empiecen a hablar el idioma lo antes posible, existen actividades y servicios que complementan a la perfección ese aprendizaje. Además, en muchos casos, se hacen en ámbitos lúdicos de lo más divertidos para los niños.

Campamentos en inglés

Una de las opciones que tenemos más a mano para que los más pequeños empiecen a familiarizarse con el inglés es llevarlos a excursiones o campamentos donde el único idioma que se hable es el inglés. Así, los niños se divertirán mientras amplían su vocabulario y, en definitiva, practican un idioma que puede ser que no usen demasiado en su día a día.

La mayoría de empresas que ofrecen este tipo de servicios incluyen a profesionales del sector que, sin ningún tipo de duda, tienen el nivel y las capacidades suficientes tanto como para enseñar inglés a los pequeños como para cuidar de ellos durante las muchas actividades que realizarán durante su estancia en el campamento o excursión.

Durante algunos días o semanas, con la posibilidad o no de quedarse a dormir en el sitio donde se realicen las actividades, los niños harán todo tipo de actividades o deportes mientras son dirigidos en inglés por los monitores de los campamentos. Se lo pasarán en grande mientras hacen nuevos amigos y aprenden inglés durante cada uno de los días que duren las actividades.

Niñas practicando deporte

Inglés en el día a día

Puede ser que, por las razones que sean, nuestros hijos no puedan estar tantos días ocupados en unos campamentos de este tipo, por lo que necesitaríamos otra opción para que su inglés mejore en su día a día.

En este sentido, cada vez son más las familias que contratan profesores o canguros que hablan inglés para que las actividades extraescolares de sus hijos se realicen en otra lengua que no sea la suya.

Si tus hijos necesitan de un canguro para que se ocupe de ellos cuando no estás en casa, puedes contratar a alguien que les hable en inglés; de la misma forma, puedes contratar un profesor de piano o matemáticas que les enseñe en idioma británico o puedes apuntarlos a cursillos de cualquier deporte impartidos en inglés.

Al final, no estamos hablando de que se aprendan unos verbos concretos o determinadas formas del lenguaje: lo que importa es que se desenvuelvan en su día a día, sea cual sea la situación en la que se encuentren.

Campamentos en inglés

Aprender en la escuela

Puede suceder, eso sí, que no podamos afrontar gastos de ese tipo, y que nuestro hijo no pueda ir a campamentos en inglés o no pueda realizar actividades extraescolares en ese idioma. Pese a ello, hoy en día, las propias escuelas se están poniendo manos a la obra para que, cada vez más, sus servicios se estén adaptando a las necesidades del momento.

Desde monitores de comedor que hablan en inglés hasta asignaturas diarias impartidas en ese mismo idioma, cada vez son más los profesionales que pueden ayudar a nuestros hijos para que consigan un buen nivel de inglés lo antes posible.

Al final, lo importante es que este idioma se convierta en una herramienta más en el día a día de los niños, al igual que lo es, por ejemplo, el castellano. Así, aprenderán mucho más rápido y podrán establecer conversaciones de forma mucho más natural.

Las posibilidades son muchas, por lo que cada familia puede escoger la opción que crea más adecuada para los más pequeños del hogar. Solamente hace falta ponerse manos a la obra para que nuestros hijos dominen tanto el inglés como su lengua materna.

Author: Victor Vallespir

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× cinco = 30

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies